Para UHMD el año comenzó con 6 nuevos hogares que atender. Esto es la construcción de una nueva casa; ampliación y reforzamiento estructural de otras cuatro y el tratamiento antitermitas de una casa ya existente. A esto hay que agregar el mejoramiento en materia de electricidad y aislación térmica de las viviendas.

En uno de los casos, las mejoras de reforzamiento de la estructura del primer piso y realización de un cortafuegos permitirán a la familia adjudicarse un subsidio estatal con el que comprarán la casa que hasta ahora solo arrendaban.

tijeralLas casas están ubicadas en las comunas de Recoleta y Huechuraba y las obras beneficiarán directamente a un total de 14 personas entre padres, hijos y adultos mayores que verán mejorada su calidad de vida.

“Ya tenemos terminados los levantamientos de arquitectos y de ingenieros calculistas relacionados con cada uno de los proyectos gracias al trabajo de los profesionales voluntarios que trabajan con Fondacio. Ahora el desafío mayor es conseguir el financiamiento necesario para comenzar con las obras cuanto antes.

Necesitamos encontrar a personas u organizaciones que se quieran involucrar con esta obra y trabajar por un país más equitativo”, nos explica Verónica Muñoz, Directora Social del proyecto.

La ayuda puede ser en material de construcción nuevo o reciclado; puertas ventanas, cerámicas, volcanita, sanitarios o en dinero efectivo y pueden contactarse al fono 26208420 con Eudes de Labarre, Director Ejecutivo de UHMD.

Si todo marcha bien, este invierno será mucho más cálido y amable para estas seis familias.

Daniel Jofre, es un beneficiario del programa “Mi Próximo” que trabaja con personas en situación de calle y se trata de una persona muy especial pues gracias a su empuje y perseverancia hace algunos años atrás logró salir de la calle, conseguir algunos empleos y arrendar una habitación. Sin embargo recientemente un accidente cerebro bascular le afectó gravemente su salud y le obligó a viajar a Curacautín, en la Región de la Araucanía para ser cuidado por su padre mientras duró su recuperación.

Daniel-bajaCon mucha alegría les compartimos que finalmente Daniel ya está de vuelta en Santiago donde será recibido en un Centro de la Fundación Esperanza Nuestra, del padre Aldo Giachi donde permanecerá durante 3 meses en una terapia especial. Luego de este tiempo y dependiendo de los resultados obtenidos retomará su reinserción social y laboral según su deseo.

El último “Catastro Calle” realizado el 2011 por el Ministerio de Desarrollo Social, indica que ­—a diferencia de Daniel que ha logrado revertir su situación— son 12.255 las personas que viven en situación de calle en Chile debido a problemas familiares (36,9%). De estas personas 5.729 corresponden sólo a la Región Metropolitana.

En el caso de Daniel, uno de los factores que le han favorecido es el contacto cercano y constante con sus hermanas, quiénes se han preocupado de sus necesidades y realizado los trámites para que este proceso tenga un buen destino.

En su periodo de convalecencia en el sur de Chile, Daniel también pudo reencontrarse con su padre, con quién había cortado todo vínculo desde su juventud.