La Biblioteca Los Almendros realizó un reflexivo encuentro enfocado en la lectura, en la que participaron cinco jóvenes de CORPEB, los cuales a su vez participan en los talleres del Centro Ocupacional Hortiterapéutico.

Al final de cada uno de los módulos que contienen estos talleres, la Biblioteca interviene para realizar este encuentro lector. Estos espacios sirven como invitación para encontrarse a partir de los cuentos, la poesía y los cantos. «Son momentos para conversar sobre temas que nos plantean lecturas y conocernos un poco más«, expresan desde la Biblioteca, explicando, además, que, como muchas de las actividades de estos tiempos, el encuentro se realiza mediante la plataforma Zoom.

El libro escogido en esta oportunidad para leer, fue «La otra orilla«. Luego de la lectura, los participantes reflexionaron sobre la historia de Gabriela y Nicolás, protagonistas de este relato, y cómo estos fueron capaces de romper todas las barreras. «Descubrimos que nosotros también derribamos barreras y construimos puentes para crear vínculos con quienes nos rodean«, finalizan desde la Biblioteca.


Poco a poco la Biblioteca Los Almendros continúa reencontrándose con los diferentes grupos que la conforman y animando con intervenciones adaptadas al confinamiento. Cuentos, imágenes, músicas e interacciones traspasan la frialdad de las pantallas logrando la alegría, la conexión, el contacto con los relatos y la mantención de los vínculos.
“Durante estos dos últimos meses nos hemos reencontrado vía remota con los jóvenes del Colegio de educación especial El Trigal y con los más pequeños de los jardines infantiles Estrella Andina, Azucenas y Colegio Las Canteras” nos comparte Pamela Ávila una de las responsables de este programa de Fondacio.  A esto hay que sumarle las  conexiones regulares con los 5 grupos de participantes provenientes del programa de Hortiterapia con quien existe una intercambio importante de actividades. Este programa “hermano” de Hortiterapia le entregó a los niños y niñas de las Tardes de  Biblioteca un interesante taller de cultivo de semillas y plantas medicinales.
Continúa Pamela Ávila: «En este periodo tan nuevo para todos, también nos hemos abierto con animaciones hacia otros espacios como: el Hogar San Carlos de Fundación Las Rosas, Equipo de voluntarios de la Fundación Giracuentos (voluntarios que llevan cuentos a niños -niñas hospitalizados)  y comunidad educativa del colegio de Educación especial Madretierra de Lo Barnechea».
Nuestras esperanzas están puestas en que podamos volver a encontrarnos en vivo y en directo, en la medida de lo posible, en el parque de Fondacio a animar la vida alrededor de las lecturas que especialmente en este tiempo se vuelven un aliento que todos necesitamos.

Una invitación a “viajar” se le hizo a cada asistente al Picnic Literario del pasado domingo 17 de noviembre, actividad organizada por Biblioteca Los Almendros de Fondacio y a la cual asistieron más de 240 personas, todos vecinos de Huechuraba. Un viaje entretenido en un gran archipiélago, cada uno disfrutando de los cuentos fabulosos de la isla del silencio, de los regalos de la isla de pescadores, de la magia de la isla del arcoiris o de los otros tesoros escondidos!

¿Cómo sueñas un nuevo Chile? se le preguntaba a los niños que llegaban y sus respuestas escritas por los monitores iban quedando guardadas en una gran maleta a modo de equipaje para un mágico viaje que sucedía en la imaginación sin fronteras de los propios niños. Al final del encuentro los animadores leyeron algunos de esos sueños con conceptos tales como Paz, Igualdad, Justicia, Amor para todos, etc.

Durante toda la tarde más de 240 personas, se dieron cita en parque central de Fondacio, en torno a diferentes expresiones artísticas, cuentos, arte, juegos, música, manualidades y mucho compartir entre vecinos de todas las edades.

La folklorista Veronica Herrera se presentó con un cuentacuentos llamada La Tortilla Corredora mientras que el actor Pato Cultivo presentó junto a algunos niños y niñas de la Biblioteca, la adaptación del cuento “El Día que los Crayones Renunciaron”. Francisco Ríos aportó con Música y muchos ritmos con los que el público pudo interactuar. El Teatro Lambe-Lambe, contó con dos exponentes: Isabel Arévalo y Rayen Fajardo. Mientras María José Martín regalaba sus micro cuentos bajo su paraguas encantado, don Manuel Flores recorría el parque tocando su acordeón.

Fue una tarde muy preciosa y todos ya quedaron invitados a encontrarse en la 5ta edición en el 2020!