El área de Búsqueda de Recursos de Fondacio está trabajando en un interesante proyecto que busca ampliar la cobertura de financiamiento para objetivos puntuales. Se trata de un Crowdfunding Fondacio, con el que se llegará a personas o empresas que deseen aportar a una actividad o propósito específico impulsado por Fondacio. Para esto, se está desarrollando la incorporación de una plataforma WebPay, para que el proceso de donación sea rápido y sencillo.

Un Crowfunding es una red de financiación colectiva, normalmente online, que a través de donaciones económicas o de otro tipo, consiguen financiar un determinado proyecto, a cambio de recompensas o, como es el caso de Fondacio, estimulando la donación solidaria.

Esta nueva plataforma acogerá iniciativas puntuales provenientes de cualquiera de los PDS actualmente en operaciones. Te invitamos a estar atento a las novedades de este crowdfunding, conocer sus diferentes funcionalidades y ayudarnos a promoverla difundiendo en sus respectivas redes sociales y amistades.

Este mes se realizó un mini taller de dos sesiones del Centro Ocupacional Hortiterapéutico (COH), para diez personas del distrito norte de Santiago de la coordinación territorial de la diputada Erika Olivera.
Virna Veliz, participante del COH y secretaria del Allunmapu, fue la encargada de gestionar y difundir el taller, que se llevó a cabo a través de la plataforma Zoom.

Los participantes pudieron tener un encuentro cercano con la naturaleza y descubrir cómo esta puede ayudarlos a ver la vida desde una nueva perspectiva. Erika, de 65 años, ofreció su reflexión luego de haber sido parte del taller. Puedes leerla a continuación:

“Yo toda mi vida la dediqué a trabajar, cuidar la casa, los hijos, cuidar a mi madre que estuvo quince años postrada e hice todo lo humanamente posible para que tuviera un pasar tranquilo junto a mi familia. También cuidé seis años a mi padre, ahora los dos ya no están, pero traté de darles lo mejor de mí y eso me tranquiliza cuando pienso en ellos. Por lo mismo, no tuve tiempo de dedicar a una planta o ver lo maravillosa que es la naturaleza, ahora sigo igual con mi vida, cuidando nietos y trabajando en casa por la pandemia, y por eso ahora sí puedo darles tiempo a mis plantas.

Así se nos pasa la vida, cuando nos damos la vida pasó por mi lado en un abrir y cerrar de ojos. Ya tengo 65 años. Aprovechen el tiempo, la vida pasa como un suspiro. Es una bendición muy grande haber estado en el taller”.


 

Luego de meses de ardua labor, durante la última semana de octubre se dió por finalizado el servicio de la olla común de la Junta de  vecinos El Bosque 2, que por 4 meses estuvo asistiendo a sus vecinos con almuerzos regulares. 


Por su parte, el 31 de octubre la Junta de  Vecinos Las Araucarias , también puso  término a su servicio de almuerzos solidarios con sus vecinos. En la ocasión el grupo de vecinos comprometidos en esta olla común cerró sus actividades con un rico menú y la entrega de dulces para  los niños del lugar.


Este grupo de vecinos permitió la   existencia de la olla  común durante 7 meses favoreciendo así a un importante sector de vecinos más vulnerables de El Barrero.


La olla común contribuyó regularmente con personas sin trabajo, personas con enfermedades, adultos mayores, familias numerosas que fueron afectadas por el Covid, muchas de  las cuales tuvieron que lamentar la muerte de alguno de sus miembros.


Estamos profundamente agradecidos con cada una de las donaciones recibidas en Fondacio, cuyo destino eran estas ollas comunes. El aporte de tantas personas hizo  posible que nuestra comunidad se acercara un poco más a nuestros vecinos  de El Barrero, para conocerles mejor y acompañarles más activamente en sus dificultades producto de la pandemia.