El es Sandro Pillco, tiene 20 años y llegó hace 6 meses a Chile desde el Departamento La Libertad en Perú. Lleva 3 meses como voluntario en la Biblioteca Popular colaborando en el desarrollo educacional y destrezas de los niños. Él se integró al equipo de la Biblioteca Popular a través de una ex voluntaria quien le propuso la idea.

Así Sandro supo de Fondacio y sobre todo de la Biblioteca Popular donde se busca estimular a los niños del sector y acercarlos a la lectura, cultura y educación.

Sandro-598En primera instancia pensó que los niños mayores serían su mayor desafío pero para su sorpresa han sido lo opuesto, ya que son ellos precisamente con quienes posee mayor cercanía, como Andrew, un joven pre adolescente beneficiario, que conoció en una de las actividades de la Biblioteca popular.

Sin embargo para Sandro este tipo de actividades no es completamente nueva.Nos cuenta que en Perú trabajaba: “en una fundación casa-hogar-albergue, donde llegaban niños con diversas dificultades y se les intentaba dar una estadía cálida, hacerlos sentir en familia”.

Espera que los niños de la Biblioteca Popular sean cada vez más participativos en sus procesos de aprendizaje y logren vencer la dificultad de los videojuegos que los encierran en si mismos.

En este corto tiempo dice haber visto cambios en ellos gracias al soporte que entrega la Biblioteca Popular y que busca inculcarles valores, respeto, educación y cultura.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *