Como suelen hacerlo cada mes, voluntarios del programa “Mi Próximo” fueron al albergue de Cristo Acoge en Recoleta a compartir unos churrascos italianos con personas en situación de calle el viernes 11 de agosto por la noche. Esta vez los acompañaban también dos peluqueros voluntarios.

Paula Vargas y Sergio Cabeza, responsables de este programa en Fondacio desde hace 12 años, estaban presentes como de costumbre, acompañados por algunos voluntarios. Había un ambiente alegre, música festiva y las personas del albergue presentaron un show. “El primer paso para salir de su condición de calle es el albergue”, nos explica Paula, “además en los meses de invierno les protege del frío. Entonces hacemos alianzas con albergues como el de Cristo Vive, vamos a visitarlos, les llevamos algo para compartir y les entregamos algún servicio.”

Los voluntarios de “Mi Próximo”, entre cuales hay muchos jóvenes de colegios, también suelen ir a La Vega Central cada 15 días a distribuir comida y varias cosas más. Se hacen campañas como la actual, de invierno, donde se entregan accesorios para protegerse del frío. Visitan La Vega porque es reconocida como una de las paradas de la “ruta de la cuchara”, como se conoce al recorrido donde las personas en situación de calle pueden procurarse comida y resulta fácil contactarlas.

“Hoy día estamos en alianza con programas que sacan a las personas de esta situación de calle y en algunos casos lo hemos logrado. Ha sido todo un camino y todo un trabajo pero para eso tiene que estar la voluntad de la persona” concluye Paula.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *