El miércoles 13 de julio pasado, se inauguró la casa renovada de Pedro Osores y Soledad Soto, una pareja que comparte una particularidad: ambos deben usar silla de ruedas para desplazarse. Por esta situación, era necesario hacer arreglos en su casa donde viven los dos solos. Fue entonces cuando la municipalidad de Huechuraba se puso en contacto con Fondacio a través del programa Un Hogar Más Digno (UHMD).

Las obras de renovación tomaron un mes entre mayo y junio de 2017 y en ellas intervinieron la municipalidad que aportó los materiales como el cemento y la arena y Fondacio que aportó la mano de obra y planos arquitectónicos. Durante ese mes, con la ayuda de dos maestros que ya habían intervenido en otro proyecto de Un Hogar Más Digno y de dos alumnas del Instituto de Formación de Fondacio, IFFAmérica, se construyó una rampla para que Pedro y Soledad puedan salir y entrar en su casa por ellos mismos. También se hicieron arreglos en el baño, como subir la tasa de baño, y se pintaron la baranda y los muros del baño y del living.

Este encuentro entre la pareja y Fondacio permitió a Pedro y Soledad conocer el Centro Ocupacional Hortiterapéutico (COH), que ayuda a personas discapacitadas. Ahora la pareja suele ir al taller cada semana donde han aprendido a cultivar las plantas por ellos mismos.

Durante la inauguración, Pedro y Soledad compartieron una comida con familiares y miembros de los proyectos UHMD y COH. Fondacio ofreció a Pedro y Soledad algunas plantas hortiterapéuticas para que puedan seguir cuidando de ellas en su nuevo hogar.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *