Martín Lutero

Todos sabemos que este año se conmemora los 500 años de la  Reforma de Martín Lutero, fraile agustino que en 1517 publicó sus 95 tesis que cuestionaban, entre otros,  la venta de indulgencias por parte de la curia de Iglesia Católica de ese entonces. El lamentable desenlace que tuvo esta pugna en su momento nos hace reflexionar hoy sobre la tolerancia y el diálogo que deben siempre prevalecer especialmente entre quienes nos proponemos seguir el evangelio de Cristo.

Pero ¿quién fue Martín Lutero y cómo su conciencia religiosa le llevó a liderar esta Reforma? leamos algunos párrafos tomados del sitio web web de la Congregación evengélica lúterana La Reconciliación de Santiago de Chile.

“Lutero nació 1483 en Eisleben (Alemania) en una familia de una clase media. Su padre que trabajaba en la minería le mandó a estudiar derecho en Erfurt. Entró al convento de los Agustinos en Erfurt en el 17 de julio 1505 contra la voluntad de su padre. Este convento era conocido por ser muy estricto. Lutero se preguntaba por el aspecto misericordioso de Dios frente al ser humano.

En 1507 fue consagrado como sacerdote y celebró su primera misa. Un año después partió a estudiar teología en Wittenberg. Ahí conoció el decano de la facultad de teología Johann Staupitz que se convirtió en su padre espiritual y confesor. Él le hizo descubrir a un Dios misericordioso que quiere salvar los humanos por su hijo Jesucristo.

En los  años 1510 y 1511 viajó a Roma por asunto de su orden. Ahí obtuvo una impresión negativa de la ciudad, de la iglesia católica y de la curia. Roma le pareció una ciudad de pecadores y de grandes negocios.

De vuelta en Wittenberg comenzó a predicar e inicia un doctorado. Todo su vida fue un predicador apasionado deseoso de llevar el evangelio de Cristo en la vida cotidiana de la gente de su época. En 1512 obtuvo la cátedra de exégesis de la Biblia en Wittenberg que conservaría el resto de su vida. Aquí pudo empezar a desarrollar y profundizar sus ideas teológicas. La más importante: La Biblia habla de un Dios que a través de su hijo Jesucristo  se muestra misericordioso y por eso el hombre no necesita hacer mérito alguno para obtener esa misericordia.

Observando cómo la iglesia explotaba el miedo de las personas al “infierno” luego de la muerte a través de la venta de indulgencias, en el año 1517 Lutero escribió los 95 tesis al responsable en su región el Duque de Mainz para pedir detener su venta. En poco tiempo los tesis fueron conocidas en todo el territorio de habla alemana gracias a la rápida difusión por la imprenta y Lutero se volvió famoso.

Roma le pidió que revocara sus criticas pero por el contrario Lutero aclaró que los méritos de Cristo y de los santos no son comparables con el tesoro de la iglesia que permite indulgencias y solo la fe en la palabra de Dios y no los sacramentos causan la justificación ante Dios. También negó que el papa y los concilios fueran las únicas autoridades superiores que interpretan la Biblia correctamente. El Papa y los concilios podían equivocarse.

En 1520 escribió sus textos más famosos en los cuales explica las ideas reformadoras y critica el estado de la iglesia romana: “De la libertad al cristianismo”, “Del Cautiverio Babilónico de la Iglesia” y “A la Nobleza Cristiana de la Nación Alemana”. Ese mismo año el Papa envió la bula para su excomunión. Los escritos de Lutero fueron quemados públicamente en ciudades alemanas. Lutero reaccionó quemando también él la bula en Wittenberg. En 1525 se casó con la ex monja Katharina von Bora.

Con el tiempo nuevos conflictos religiosos se producirían a raíz de la contra-reforma surgida al interior de la iglesia católica y del surgimiento de nuevas ideas más radicales al interior del Luteranismo propuestas por Ulrich Zwingli y Jean Calvin.

Lutero quien sufría de alguna enfermedad relacionada probablemente con los riñones no sobrevivió a todos estos cambios. Por coincidencia estando en su ciudad natal falleció en Febrero de 1546. Esta sepultado en la Iglesia de Wittenberg.

Mas información pueden obtenerla en http://lareconciliacion.cl/de/quien-era-martin-lutero/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *