Mi próximo nos envía nuevas y buenas noticias de Daniel Jofré, beneficiario del proyecto, que tras un accidente vascular debió aprender a equilibrarse y caminar nuevamente. Luego de 6 meses de estadía en la fundación Esperanza Nuestra en Maipú Daniel fue dado de alta con el nuevo desafío por delante de retomar su vida habitual, fortalecer los lazos con sus familiares directos, encontrar un trabajo que le permitiera solventar sus gastos y también ubicar un lugar para vivir.

Daniel-ppRápidamente, Mi Próximo en conjunto con sus hermanas, —que con dificultad pudieron hacerse cargo de su situación durante este tiempo— comenzamos infructuosamente con la tarea de encontrar este lugar, idealmente cercano a Fondacio, en la comuna de Huechuraba, que facilitara el brindarle todos los cuidados que su estado de salud requería y que al mismo tiempo no lo separara de su familia.

Entonces sucedió lo sorprendente: sus hermanas nos llamaron comunicándonos que Daniel ha decidido voluntariamente regresar con su Papá a Curacautín, a cuidarle pues se encuentra con algunos problemas de salud. Nos informan además que tiene algunos proyectos de un huerto para lo cual construirá un invernadero siempre en el terreno de su padre.

Como si esto fuera poco, nos llega una segunda noticia respecto del avance en sus tramites de jubilación por invalidez lo que significa que muy pronto comenzará a recibir su pensión. Aquí nos envía unas fotos muy feliz construyendo su invernadero y trabajando con sus plantas que es lo que más le gusta. Bravo Daniel y mucho éxito en tus nuevos planes!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *