La Iglesia y los divorciados

“La Iglesia no tiene las puertas cerradas a nadie” ha dicho el papa Francisco en una audiencia general del mes de agosto. En su afán por no excluir de la Iglesia a nadie y abrirla a nuevas formas de familia, Jorge Bergoglio se ha referido a los divorciados que han vuelto a tener pareja, como personas que “no están excomulgadas, como algunos
piensan”, sino que “forman parte siempre de la Iglesia”. “¿Cómo podemos pedirles a argollasestos padres educar a los hijos en la vida cristiana si están alejados de la vida de la comunidad?”. “La Iglesia es la casa paterna en la que hay espacio para todos” dice el Papa y de la que también los divorciados “pueden formar parte”.

Esta es una idea que Francisco había sugerido anteriormente. En junio pasado admitió que a veces la separación de un matrimonio puede ser “moralmente necesaria” cuando se hace para proteger al cónyuge más débil o a los hijos más pequeños. Entonces rechazó denominar este tipo de situaciones familiares como “irregulares” y pidió que la Iglesia se plantee ayudar y acompañar a estas familias.

“Cuando los adultos pierden la cabeza, cuando uno piensa solo en sí mismo, cuando papá y mamá se hacen daño, el alma de los niños sufre mucho, siente desesperación”, un sufrimiento que el obispo de Roma querría evitar y cuya solución puede pasar por la separación.

Bergoglio defiende que la Iglesia no debe cometer una “injerencia espiritual” en la vida personal, porque “Dios en la creación nos ha hecho libres”. La labor de la Iglesia debería pasar, según el papa, por acompañar a las personas sin juzgar ni excluir.

Extracto de noticia tomada de diario El País on line del 6 de agosto, 2015

Urgido por la justicia y animado por el amor

Extracto tomado de “Un Fuego que Enciende Otros Fuegos” con textos de San Alberto Hurtado.

Atacar, no tanto los efectos, cuanto sus causas. ¿Qué sacamos con gemir y lamentarnos? Luchar contra el mal cuerpo a cuerpo. Meditar y volver a meditar el evangelio del camino de Jericó (cf. Lc 10,30-32). El agonizante del evangelio es el desgraciado que encuentro cada día, pero es también el proletariado oprimido, el rico materializado, el hombre sin grandeza, el poderoso sin horizonte, toda la humanidad de nuestro tiempo, en todos sus sectores.

Tomar en primer lugar la miseria del pueblo.(… ) Lo primero, amarlos: Amar el bien que se encuentra en ellos, su simplicidad, su rudeza, su audacia, su fuerza, su franqueza, sus cualidades de luchador, sus cualidades humanas, su alegría, la misión que realizan ante sus familias… Amarlos hasta no poder soportar sus desgracias… Prevenir las causas de sus desastres, alejar de sus hogares el alcoholismo, las enfermedades sociales, la tuberculosis. Mi misión no puede ser solamente consolarlos con hermosas palabras y dejarlos en su miseria, mientras yo almuerzo tranquilamente, y mientras nada me falta. (…)

Amarlos para hacerlos vivir, para que la vida humana se desarrolle en ellos, para que se abra su inteligencia y no queden retrasados.(…) Que las mentiras o las ilusiones con que los embriagan, me atormenten;(…) que sus prejuicios me estimulen a mostrarles la verdad.

Y esto no es más que la traducción de la palabra “amor”. Los he puesto en mi corazón para que vivan como hombres en la luz, y la luz no es sino Cristo, “verdadera Luz que alumbra a todo hombre que viene a este mundo” (Jn 1,9). Toda luz de la razón natural es luz de Cristo; todo conocimiento, toda ciencia humana. Cristo es la ciencia suprema.

Pero Cristo les trae otra luz, una luz que orienta sus vidas hacia lo esencial, que les ofrece una respuesta a sus preguntas más angustiosas. ¿Por qué viven? ¿A qué destino han sido llamados? Sabemos que hay un gran llamamiento de Dios sobre cada uno de ellos, para hacerlos felices en la visión de Él mismo, cara a cara (1Cor 13,12). Sabemos que han sido llamados a ensanchar su mirada hasta saciarse del mismo Dios. Y este llamamiento es para cada uno de ellos, para los más miserables, para los más ignorantes, para los más descuidados, para los más depravados de entre ellos. La luz de Cristo brilla entre las tinieblas para todos ellos (cf. Jn 1,5). Necesitan de esta luz. Sin esta luz serán profundamente desgraciados.

Amarlos apasionadamente en Cristo, para que la semejanza divina progrese en ellos, para que se rectifiquen en su interior, para que tengan horror de destruirse o de disminuirse, para que tengan respeto de su propia grandeza y de la grandeza de toda creatura humana, para que respeten el derecho y la verdad, para que todo su ser espiritual se desarrolle en Dios, para que encuentren a Cristo como la coronación de su actividad y de su amor, para que el sufrimiento de Cristo les sea útil, para que su sufrimiento complete el sufrimiento de Cristo (cf. Col 1,24).

Si los amamos, sabremos lo que tendremos que hacer por ellos. ¿Responderán ellos? Sí, en parte. Dios quiere sobre todo mi esfuerzo, y nada se pierde de lo que se hace en el amor.

La Encíclica Ecológica

Con Laudato Si’ debemos asumir que el compromiso ecológico forma parte del núcleo de la fe cristiana. No es primera vez que un Papa habla de ecología. Francisco reconoce este legado mencionando al comienzo de su nueva encíclica a sus tres predecesores y citando en ella abundantemente a Juan Pablo II y Benedicto XVI. LaudatoCon Laudato Si’ Francisco responde a un llamado de liderazgo moral y espiritual esperado por muchos, en particular por grupos ambientalistas y comunidades científicas. Dichas organizaciones reconocen que “la información” no basta. ¿Qué sucede que, a pesar de todos los antecedentes que poseemos sobre los males que ya nos aquejan y los anunciados desastres futuros, no somos capaces de emprender los cambios y transformaciones necesarias para aminorarlos o, derechamente, evitarlos? Pareciera que los desafíos ecológicos son la manifestación de una crisis más amplia, que involucra falta de visión ética, imaginación, carácter, voluntad política y liderazgo.

Laudato Si’ promueve un diálogo acerca de nuestra casa común e invita a un cambio de estilo de vida así como también a tomar decisiones políticas globales que redefinan lo que entendemos por desarrollo y el sentido del progreso.

Esta es una nota extractada de revista Mensaje on line, del 6 de agosto del 2015.

Los pequeños actores de Biblioteca Popular

El pasado jueves 18 de Agosto un grupo de 30 niños de entre tan solo 3 y 4 años realizaron una presentación teatral en el centro de eventos Los Almendros. Se trató de los alumnos del Jardín Infantil Las Araucarias quienes, en virtud de un acuerdo con Biblioteca Popular de Fondacio desarrollaron durante todo el semestre un taller de expresión teatral que culminó en una presentación frente al resto de los alumnos del Jardín y sus respectivos padres.

niños-bibliotecaEn esta ocasión el grupo de alumnos desarrollaron un conjunto de actividades consistentes en cantos, juegos y la presentación de un cuento infantil titulado “Los Gorriones”. Todo esto en el marco de una presentación muy participativa donde el resto del público, unas cien personas aproximadamente entre alumnos y apoderados participaron activamente de la actividad.

El acuerdo con el jardín Infantil Las Araucarias incluye también un trabajo con las parvularias y sus asistentes donde se les prepara en la técnica de los cuenta cuentos y el trabajo con los niños.

Para este segundo semestre se espera poder realizar un trabajo parecido con un segundo grupo del segundo nivel de los niños del Jardín quienes asistirán de manera regular a la Biblioteca de Fondacio a practicar diferentes cantos y explorar en sus capacidades de expresión personal.

Adrien Boulanger, “El Profe”

Adrien Boulanger, llego desde Francia hace más de 5 meses a Chile junto a su esposa Marie Laurent a entregarse ambos como voluntarios en Fondacio durante 2 años. Él es profesor de educación física y actualmente realiza un voluntariado en la Biblioteca Popular durante 3 días a la semana, lo que le permite colaborar también en otros dos proyectos: “Centro Ocupacional Hortiterapéutico” y “ Un Hogar Más Digno”.

adrian-exterior

Adrien, a la derecha, junto a parte del equipo de voluntarios y trabajadores de la Biblioteca Popular.

Quisimos saber como estaba siendo su primera experiencia de voluntariado fuera de su país y esto fue lo que nos respondió en una breve pausa en sus actividades: “Mi familiarización con los niños ha sido muy buena y rápida sobre todo a través del deporte. En cuanto al país, en general hay cosas muy parecidas a Europa, pero cuando vives el día a día y trabajas diariamente empiezas a notar más cosas; no siempre es fácil cambiar la manera de desarrollarse y de trabajar, sin embargo es una gran riqueza aprender de todo eso”.

Nos explica que su propósito es comenzar a trabajar también con las familias de los niños para hacer un aporte más integral a su crecimiento: “Como trabajo en tres proyectos diferentes me gustaría realizar un trabajo más coordinado entre ellos para acceder mejor a la realidad de las familias de esos niños y hacer más complementarios los lazos humanos”.

—–Adrian-interior-

Durante una sesión de Cuenta Cuentos en la Biblioteca Popular.

Evangelizando con Hortiterapia

El día 1 de agosto Fondacio participó en la I Feria de Experiencias Misioneras de la Iglesia de Santiago a través de su proyecto de Hortiterapia representado por su responsable: Mónica Espinoza y la beneficiaria Sonia del Carmen Sobarzo.

Feria misionera 2Durante la feria se dispuso de diferentes paneles donde las personas que asistían al Congreso Misionero Arquidiocesano, pudieron conocer las nuevas formas de evangelizar de los diferentes movimiento misioneros.

Según Mónica nos señala: “Es muy importante que Fondacio, esté avanzando y pueda mostrar las nuevas formas de misionar en sus diferentes proyectos. Fue una buena experiencia tomar conciencia de que somos parte de la iglesia católica, diversa y con diferentes carismas”.

Mónica aprovechó la oportunidad para asistir junto a una beneficiaria, Sonia quien entregó su testimonio de su experiencia en el taller hortiterapéutico. Sonia también, fue clave en el stand durante el evento, colaborando en la difusión de Fondacio, acogiendo al público que se acercaba.

Al respecto Mónica nos señala: “La labor de Sonia fue muy importante, ella demostró gran compromiso ya que fue puntual, respetuosa y responsable con la difusión de la labor de Fondacio durante la feria”.

Carta de François Prouteau

François Prouteau, Presidente de Fondacio Internacional nos envía una hermosa carta con algunas noticias escogidas de las distintas novedades de Fondacio en otras partes del mundo. Aquí les compartimos algunos párrafos:

“Marcados por el Congreso en Rumania, hace 2 años, todos estamos interesados en seguir dejándonos trabajar por el Señor, en la gracia del carisma que nos reúne. Hemos valorado nuevamente lo que significa “comprometerse en Fondacio”, y más de 500 personas lo han expresado concretamente en relación con los responsables, en cada uno de los países.

Invitación TogoVuelvo muy marcado por la hermosa sesión en Togo, África, donde estuve acompañado por Pascal Michel, Pierre-Yves Léger, Marianne de Boisredon y Anne Jabouley, donde se lanzó el programa para los principales proyectos de desarrollo y solidaridad en ese continente. Fuimos testigos de la muy buena salud de Fondacio en África.

Durante julio, cientos de jóvenes y de parejas se reunieron en sesiones en Francia, Bélgica, Benín, Togo y Burkina Faso.

En Colombia y Bélgica se reunieron sus respectivas Asambleas Pastorales para nombrar nuevos responsables y consejos. Gracias a cada uno por aceptar estas responsabilidades; estamos con ustedes y oramos por estos nuevos consejos”.