Nueva Pastoral de Adolescentes en Fondacio

A partir del próximo sábado 30 de mayo, de 10:00 a 12:30 hrs. en Centro Los Almendros, —ver agenda Fondacio—  comenzará a trabajar un nuevo grupo de pastoral en Fondacio. Se trata de la Pastoral de Adolescentes que estará compuesto por jóvenes de entre 12 y hasta16 años, una edad compleja en una sociedad como la que nos toca vivir y donde la palabra de un Cristo adolescente creemos que resulta muy necesaria.

Esta pastoral estará centrada fundamentalmente en la puesta en práctica de los valores del Evangelio antes que en reflexiones teóricas. La idea es vivir la experiencia de la misión y permitir que esa experiencia de amor al prójimo muy concreta siembre en los adolescentes la palabra de Cristo.

Mas que reuniones formales estos jóvenes se encontraran para vivir la experiencia de visitar diferentes lugares como casas de ancianos, hogares de niños, etc., con el desafío de poder llevar una presencia concreta, una palabra de alegría, compañía y su deseo de servir hecho realidad a quienes hoy viven situaciones de vulnerabilidad y pobreza.

En esta primera etapa de lanzamiento de la pastoral el grupo será acompañado por Verónica Canales y Paola Zordán  quienes anteriormente ya se han desempeñado en otras pastorales de Fondacio. Dejamos cordialmente invitados a nuestros lectores para que, luego de hacerse la pregunta por este lugar de entrega, se acerquen a Verónica o Paola y les ofrezcan su colaboración para acompañar a estos jóvenes y contribuir así al lanzamiento de esta nueva pastoral de adolescentes de Fondacio.

PAST ADO 560

Encuentro Ecuménico de Oración por la Unidad de los Cristianos

De parte del Padre José Arenas s.j. en su calidad de Director del dpto. Arquidiocesano de Ecumenismo y Diálogo Interreligioso nos ha llegado la siguiente invitación que la hacemos extensiva a cada uno de ustedes, amigos o miembros de Fondacio que creen en el ecumenismo y el diálogo entre las las diversas religiones:

Mujer-Samaritanaen-baja“En el marco de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, la Santiago Community Church , la Fraternidad Ecuménica de Chile y el Departamento Arquidiocesano de Ecumenismo y Diálogo Interreligioso de la Iglesia Católica tienen el agrado de invitarle a un Encuentro de Oración por la Unidad de los Cristianos, que se realizará en viernes 29 de mayo a las 18:45 hrs., en el templo de Holanda 151, Providencia (estación metro Tobalaba).

La invitación está firmada por los tres referentes de iglesias organizadoras de este encuentro: Rvdmo. Héctor Zavala, Arzobispo de la Iglesia Anglicana; Padre Georges Abad, Presidente Fraternidad Ecuménica y el propio Padre José Manuel Arenas s.j. Director del dpto. Arquidiocesano de Ecumenismo y Diálogo Interreligioso.

A todos quienes asistan se les solicita llegar puntualmente a las 18:45 y a quienes puedan, llevar algunas galletas para vivir un momento de convivencia al finalizar la ceremonia.

Será una ocasión para que como Fondacio nos hagamos presentes y participes del camino de unidad que la FRAECH ha recorrido en estos 40 años, un signo visible de unidad en nuestra ciudad.

El tema central de la ceremonia será el encuentro de Jesús con la samaritana, sugerido por la comisión que a nivel mundial organizó este año la Semana de Unidad de los Cristianos.

Taller de orfebrería Fundación TPH en Fondacio

TPH 2Como sabrán la Fundación Trabajo para un Hermano cuenta con una escuela de Orfebrería en Centro Los Almendros desde hace 10 años. Esta surge como una alternativa de capacitación para personas en situación vulnerable y que quisieran desarrollar su potencial creativo en la elaboración de joyas.

La propuesta surgió al constatar que en el sector norte de Santiago existía un gran numero de artesanos con baja calificación y que sin embargo tenían la motivación y necesidad de  comercializar sus productos en ferias artesanales, ferias libres o directamente en la vía pública.

Así nació esta Escuela de Orfebrería abierta a postulantes de toda la región metropolitana que recibe en promedio a 70 artesanos anualmente que logran perfeccionar sus técnicas o aprender el oficio de orfebre en forma inicial.  Principalmente son mujeres, con un promedio de edad de 40 años, con hijos o nietos a cargo y que ven en la artesanía una forma de contribuir al ingreso económico de su familia. Suelen tener un trabajo mas independiente o con horarios mas libres lo que le permite acceder a este tipo de capacitación.

El incorporarse a esta escuela no significa exclusivamente mejorar sus conocimientos del oficio de orfebre, sino también la adquisición de nuevas competencias que potenciarán sus capacidades creativas y de emprendimiento; conocimientos básicos de administración y la ampliación de sus redes sociales y profesionales.  También les facilita el acceso a nuevos clientes a través de la tienda de la fundación donde se exhiben los trabajos realizados en el taller.

Los distintos tipos de talleres impartidos pueden durar entre tres semanas y hasta cuatro meses y están enfocados a distintas técnicas de orfebrería tales como por ejemplo el engaste, grabado al ácido y el esmaltado de las joyas.

 

 

Temas: Pentecostés, la Venida del Espíritu Santo.

 Pentecostés, La Venida del Espíritu Santo.

Homilía del Papa Francisco en Pentecostés.

Queridos hermanos y hermanas:

PentostesEn este día, contemplamos y revivimos en la liturgia la efusión del Espíritu Santo que Cristo resucitado derramó sobre la Iglesia, un acontecimiento de gracia que ha desbordado el cenáculo de Jerusalén para difundirse por todo el mundo.

Pero, ¿qué sucedió en aquel día tan lejano a nosotros, y sin embargo, tan cercano, que llega adentro de nuestro corazón? San Lucas nos da la respuesta en el texto de los Hechos de los Apóstoles que hemos escuchado (2,1-11). El evangelista nos lleva hasta Jerusalén, al piso superior de la casa donde están reunidos los Apóstoles. El primer elemento que nos llama la atención es el estruendo que de repente vino del cielo, «como de viento que sopla fuertemente», y llenó toda la casa; luego, las «lenguas como llamaradas», que se dividían y se posaban encima de cada uno de los Apóstoles. Estruendo y lenguas de fuego son signos claros y concretos que tocan a los Apóstoles, no sólo exteriormente, sino también en su interior: en su mente y en su corazón. Como consecuencia, «se llenaron todos de Espíritu Santo», que desencadenó su fuerza irresistible, con resultados llamativos: «Empezaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les concedía manifestarse». Asistimos, entonces, a una situación totalmente sorprendente: una multitud se congrega y queda admirada porque cada uno oye hablar a los Apóstoles en su propia lengua. Todos experimentan algo nuevo, que nunca había sucedido: «Los oímos hablar en nuestra lengua nativa». ¿Y de qué hablaban? «De las grandezas de Dios».

A la luz de este texto de los Hechos de los Apóstoles, deseo reflexionar sobre tres palabras relacionadas con la acción del Espíritu: novedad, armonía, misión.

  1. La novedad nos da siempre un poco de miedo, porque nos sentimos más seguros si tenemos todo bajo control, si somos nosotros los que construimos, programamos, planificamos nuestra vida, según nuestros esquemas, seguridades, gustos. Y esto nos sucede también con Dios. Con frecuencia lo seguimos, lo acogemos, pero hasta un cierto punto; nos resulta difícil abandonarnos a Él con total confianza, dejando que el Espíritu Santo anime, guíe nuestra vida, en todas las decisiones; tenemos miedo a que Dios nos lleve por caminos nuevos, nos saque de nuestros horizontes con frecuencia limitados, cerrados, egoístas, para abrirnos a los suyos. Pero, en toda la historia de la salvación, cuando Dios se revela, aparece su novedad – Dios ofrece siempre novedad -, trasforma y pide confianza total en Él: Noé, del que todos se ríen, construye un arca y se salva; Abrahán abandona su tierra, aferrado únicamente a una promesa; Moisés se enfrenta al poder del faraón y conduce al pueblo a la libertad; los Apóstoles, de temerosos y encerrados en el cenáculo, salen con valentía para anunciar el Evangelio. No es la novedad por la novedad, la búsqueda de lo nuevo para salir del aburrimiento, como sucede con frecuencia en nuestro tiempo. La novedad que Dios trae a nuestra vida es lo que verdaderamente nos realiza, lo que nos da la verdadera alegría, la verdadera serenidad, porque Dios nos ama y siempre quiere nuestro bien. Preguntémonos hoy: ¿Estamos abiertos a las “sorpresas de Dios”? ¿O nos encerramos, con miedo, a la novedad del Espíritu Santo? ¿Estamos decididos a recorrer los caminos nuevos que la novedad de Dios nos presenta o nos atrincheramos en estructuras caducas, que han perdido la capacidad de respuesta? Nos hará bien hacernos estas preguntas durante toda la jornada.
  1. Una segunda idea: el Espíritu Santo, aparentemente, crea desorden en el Iglesia, porque produce diversidad de carismas, de dones; sin embargo, bajo su acción, todo esto es una gran riqueza, porque el Espíritu Santo es el Espíritu de unidad, que no significa uniformidad, sino reconducir todo a la armonía. En la Iglesia, la armonía la hace el Espíritu Santo. Un Padre de la Iglesia tiene una expresión que me gusta mucho: el Espíritu Santo “ipse harmonia est”. Él es precisamente la armonía. Sólo Él puede suscitar la diversidad, la pluralidad, la multiplicidad y, al mismo tiempo, realizar la unidad. En cambio, cuando somos nosotros los que pretendemos la diversidad y nos encerramos en nuestros particularismos, en nuestros exclusivismos, provocamos la división; y cuando somos nosotros los que queremos construir la unidad con nuestros planes humanos, terminamos por imponer la uniformidad, la homologación. Si, por el contrario, nos dejamos guiar por el Espíritu, la riqueza, la variedad, la diversidad nunca provocan conflicto, porque Él nos impulsa a vivir la variedad en la comunión de la Iglesia. Caminar juntos en la Iglesia, guiados por los Pastores, que tienen un especial carisma y ministerio, es signo de la acción del Espíritu Santo; la eclesialidad es una característica fundamental para los cristianos, para cada comunidad, para todo movimiento. La Iglesia es quien me trae a Cristo y me lleva a Cristo; los caminos paralelos son muy peligrosos. Cuando nos aventuramos a ir más allá (proagon) de la doctrina y de la Comunidad eclesial – dice el Apóstol Juan en la segunda lectura – y no permanecemos en ellas, no estamos unidos al Dios de Jesucristo (cf. 2Jn 1,9). Así, pues, preguntémonos: ¿Estoy abierto a la armonía del Espíritu Santo, superando todo exclusivismo? ¿Me dejo guiar por Él viviendo en la Iglesia y con la Iglesia?
  1. El último punto. Los teólogos antiguos decían: el alma es una especie de barca de vela; el Espíritu Santo es el viento que sopla la vela para hacerla avanzar; la fuerza y el ímpetu del viento son los dones del Espíritu. Sin su fuerza, sin su gracia, no iríamos adelante. El Espíritu Santo nos introduce en el misterio del Dios vivo, y nos salvaguarda del peligro de una Iglesia gnóstica y de una Iglesia autorreferencial, cerrada en su recinto; nos impulsa a abrir las puertas para salir, para anunciar y dar testimonio de la bondad del Evangelio, para comunicar el gozo de la fe, del encuentro con Cristo. El Espíritu Santo es el alma de la misión. Lo que sucedió en Jerusalén hace casi dos mil años no es un hecho lejano, es algo que llega hasta nosotros, que cada uno de nosotros podemos experimentar. El Pentecostés del cenáculo de Jerusalén es el inicio, un inicio que se prolonga. El Espíritu Santo es el don por excelencia de Cristo resucitado a sus Apóstoles, pero Él quiere que llegue a todos. Jesús, como hemos escuchado en el Evangelio, dice: «Yo le pediré al Padre que os dé otro Paráclito, que esté siempre con vosotros» (Jn 14,16). Es el Espíritu Paráclito, el «Consolador», que da el valor para recorrer los caminos del mundo llevando el Evangelio. El Espíritu Santo nos muestra el horizonte y nos impulsa a las periferias existenciales para anunciar la vida de Jesucristo. Preguntémonos si tenemos la tendencia a cerrarnos en nosotros mismos, en nuestro grupo, o si dejamos que el Espíritu Santo nos conduzca a la misión. Recordemos hoy estas tres palabras: novedad, armonía, misión.

FCM Nos Invita a un Encuentro para Vivirlo en Pareja

De la FUNDACIÓN PARA EL CRECIMIENTO MATRIMONIAL (FCM) fundada por el Padre Gustavo Ferraris nos llega la siguiente invitación:

Muy Queridos Amigos, Miembros y Simpatizantes de la FCM,

Queremos invitarlos a nuestra jornada comunitaria del 2015 “EL REGALO DEL PADRE GUSTAVO: LA ESCUELA DEL AMOR”.FundacionMatrimonios

Todos hemos recibido regalos de la fundación en distintos momentos. Hemos participado de la Escuela del amor y ahora queremos invitarlos a descubrir aún mas y vivir lo que esta escuela puede hacer para seguir creciendo como pareja y compartir este regalo con las personas que queremos y los que puedan necesitarlo.

La jornada tendrá lugar el día 16 de Mayo de 9.30 a 13.30 en el centro de eventos Los Almendros ubicado en Av. El Salto Norte 5625, Huechuraba..

Solicitamos confirmar su asistencia al correo secretaria@fcm.cl o al teléfono 222289729.

Les rogamos confirmar su participación a la brevedad posible, puesto que debemos planificar el lugar y la logística del evento.

Queremos que podamos compartir todos esa mañana, que será alegre, fraterna y de crecimiento

Esperamos su confirmación y NOS VEMOS

 

Directorio de la Fundación