Biblioteca Popular gana nuevamente Fondo Cuaresma de Fraternidad 2014

Cuaresma-de-FraternidadPor segundo año consecutivo el proyecto Biblioteca Popular de Fondacio se adjudica el fondo concursable de cuaresma de Fraternidad 2014, que permitirá financiar el 50 % de las actividades planificadas para el 2015.

Esto significa que parte del dinero recaudado en las características “cajitas alcancías” de cuaresma del año2014 en todas las parroquias y colegios del país será entregado a Biblioteca Popular durante el año 2015 para ir en ayuda de los niños del sector norte de Santiago.

El Fondo Nacional de Cuaresma de Fraternidad es una instancia de carácter solidario y redistributivo de la Iglesia Católica, que permite financiar proyectos concretos de intervención postulados desde las diócesis del país y, de este modo apoyar a quienes más lo necesitan.

Se trata de un fondo solidario, compuesto por el 30% de los recursos recaudados en cada una de las diócesis del país. Y redistributivo, en la medida que se hace cargo de la desigual situación económica de Chile y de la Iglesia Católica a nivel local. A través de esta instancia se financian proyectos de carácter social y pastoral ejecutados a lo largo de todo el país, aun cuando los recursos diocesanos sean escasos.

Entonces este año cuando tenga la oportunidad de colaborar con la alcancía de la cuaresma de fraternidad recuerde que su dinero podrá ayudar a algún otro proyecto solidario similar nuestra Biblioteca popular.

¿Vacaciones o Descanso?

¿Vacaciones o Descanso?

desacanso 560

Tomado del texto: “Perversiones del descanso cristiano” de Patxi Álvarez De los Mozos,Sj.











El séptimo día es el tiempo en el que Dios deja a las cosas que sean, como diferentes de él, autónomas y consistentes, y disfruta con ellas. Es también tiempo para el desarrollo de los seres humanos, para construir fraternidad, familia, hogar. Así lo entendieron los judíos  quienes  probablemente hayan sido capaces de mantener su identidad como pueblo durante tantos siglos de diáspora y persecución gracias a su meticuloso respeto del sábado. Y es también tiempo sagrado,tiempo privilegiado para dirigir nuestra mirada hacia Dios, para comprender desde él el sentido de las cosas.Tal vez sean éstos, pues, los tres ejes que estructuran el sentido último del descanso:

– Tiempo para dejar a las cosas que sean y gozar  con ellas, para permitir  también que lo humano nuestro se desvele y resplandezca. Un espacio  para cultivar  activamente la pasividad.

– Tiempo para los demás, para disfrutar de las  relaciones humanas, para celebrar y acrecentar la unión fraterna, para saborear alegrías y tristezas  ajenas.

– Tiempo para Dios, para asomarnos al misterio  que late en lo profundo de la vida y rendirnos ante él, para descalzarnos ante lo sagrado y contemplar.

De tal modo que el descanso cristiano, como las  demás dimensiones de nuestra vida, encuentra su ubicación adecuada desde nuestra condición de hijas e hijos de este Dios y seguidores de Jesús.

Hay quien entiende que el descanso es el momento de hacer lo que nos viene  en gana. Para los cristianos es más bien la ocasión de dar su auténtico relieve a lo que somos nosotros, a lo que son los demás y a lo que es la primacía de Dios, Por tanto, tiempo para ser.

Un año de Evangelii Gaudium: Renovar la Iglesia desde la alegría

(Extracto del artículo escrito porJuan Ochagavía S.j., Doctor en teología y publicado en Revista Mensaje en Diciembre 2014 )

 En el cónclave que lo eligió, el papa Francisco recibió también la solicitud de poner en marcha las reformas postergadas tras el Concilio Vaticano II: la exhortación apostólica publicada hace un año fue el primer paso de esa tarea.

Vivimos una crisis muy compleja y la Iglesia ha sufrido periodos de desolación, que hacen necesario retomar el impulso renovador expresado hace cinco décadas. El Santo Padre nos invita a actuar desde el sentimiento más gratuito que pueda darse, siendo este —la alegría— un tema muy humano, muy cristiano, muy ignaciano.

Recuperar la alegría del Concilio Vaticano II y sus líneas renovadoras es una tarea fundamental para los cristianos hoy. En medio de un amenazante retorno a la Guerra Fría y de tantas enfermedades en lo moral, lo económico, la cultura y la política, la Iglesia solo podrá asumir su tarea evangelizadora de la humanidad en la medida en que retome el camino conciliar. El papa Francisco y los obispos de todo el mundo nos dicen que vivimos una crisis muy extendida y profunda. Muchos creyentes se alejan de la institución iglesia. Otros están tan absortos en el modelo económico y el consumo gIobalizado, que tienen anestesiada su sensibilidad ante la experiencia de Dios y el clamor de los desvalidos. Vivimos todos sumidos en un materialismo inconfeso. Enfermos, en cuanto a salud humana y cristiana se refiere. Lo estamos tanto los individuos como las familias, y las instituciones eclesiales. Nuestras virtudes teologales están débiles. La transmisión de la fe no se logra. La justicia cojea por todas partes. Es un escenario estremecedor y que como cristianos debiera sacudirnos, pero a la mayoría nos deja indiferentes. La Iglesia expresó sus preocupaciones en el Sínodo de Obispos de octubre de 2012, convocado para abordar el complejo tema de la transmisión de la fe cristiana en la coyuntura actual. Luego, en la clausura del Año de la Fe, el 24 de noviembre de 2013, el papa Francisco presentó la exhortación apostólica Evangelii Gaudium, en la cual se ocupa con claridad de esos desafíos. Por cierto, el suyo es un documento colegiado, pues acoge y transmite muchas de las ideas e impulsos expresados por los obispos en ese Sínodo, cuyo documento, por lo demás, es mencionado treinta veces en el texto papal. La exhortación es una amplia reflexión acerca de esta grave crisis y nos llama fundadamente a asumir con coraje este desafío apremiante para la Iglesia universal en su servicio al mundo actual. Es un reto que debe ser asumido no solo por la Jerarquía, pues nos atañe a todos y a cada uno.

¿POR QUÉ RENOVAR LA IGLESIA DESDE LA ALEGRÍA?

El Papa, formado en la contemplación del Rey Eternal de los Ejercicios Espirituales (EE 91-99), nos llama a una empresa mundial, la más radical y productiva de todas las empresas. Su llamado lo dirige a los obispos, presbíteros, diáconos, personas consagradas, laicos todos. Desafía a la Iglesia entera; a todos los que de ella somos parte. Pero su mirada va a toda la humanidad. Pretende ser un servicio de amor, paz y progreso verdadero. Quiere renovar en Cristo la manera de ser en el mundo. Cuida y embellece el entorno de la naturaleza. Apunta a una nueva cultura, papa Franciscoa una globalización mucho más profunda y panorámica que la que vivimos hoy, que es solo económica, comunicacional y del sobreconsumo. Francisco emprende la renovación de la Iglesia desde la alegría. ¿Por qué? Otras opciones eran posibles: desde la obligación y la norma, desde las condenas, desde la comparación con otras situaciones históricas. Pero lo hace desde la alegría, el sentimiento más gratuito que puede darse. Y no cualquier alegría, sino la del evangelio. Para fundamentar esa opción, podríamos mencionar tres motivos, que se suman el uno al otro: la alegría es un tema muy humano, muy cristiano, muy ignaciano.

Es muy humano, porque nuestro ser no es estático, sino dinámico. Viene del amor, es amor y crece en y por el amor. Nuestro ser es amar, y el amor constituye y agranda nuestro ser. El amor es el impulso del que provenimos; el que nos lleva y nos pone en movimiento; el que nos hace entrar en comunión con los otros, con la naturaleza, con todos y con el Todo. ¿Qué tiene que ver la alegría con el amor? La alegría es el certificado de salud del amor. Es el sentimiento que acompaña e indica que el amor es vivo, intenso, está sano. Decir “alegría” es equivalente a decir “amor fuerte, activo, dinámico”. Por esto, la alegría nos profundiza y agranda, intensifica nuestro ser humano, nos anima, nos interconecta con los demás, con la creación y con el Creador. Nos da fuerzas para amar, confiar y emprender cosas que sin ella no podríamos hacer.

La alegría no es un tema nuevo, no es un tema más. Es lo nuclear: el evangelio es Alegría, es Buena Noticia. ¡Pero, aquí, atención! “Buena Noticia” podría entenderse en forma estrecha, como un mensaje que nos llega solo en palabras, en frases escritas en las páginas del Nuevo Testamento. Esto ya es mucho, pero no nos tranquilizaría del todo, pues sabemos por muchas experiencias de la vida que las palabras no nos penetran hondo, suelen quedarse en el papel. La Alegría de! Evangelio es muchísimo más que una buena noticia en el papel. Es la persona misma de Jesucristo, regalo del Padre en el Espíritu Santo. Nos injerta a Cristo, que sale a encontrarnos y nos une indisociablemente a él como su Cuerpo, como sus hermanos hijos del Padre de los cielos, como los sarmientos están unidos a la parra. La Alegría del Evangelio es unión y continuación del Cristo resucitado en nosotros, en la iglesia, en el mundo de hoy. Nos viene de Arriba, de lo Alto, de Dios, que se encarna en nosotros para que con Cristo transformemos el mundo.

LA ALEGRÍA DEL EVANGELIO EN FRANCISCO

51e5b53b77d73Consideremos ahora lo que el papa Francisco aporta a la noción de esta alegría, los matices propios y muy personales suyos. La alegría, el gozo, es un término recurrente en su ministerio de la Palabra. Desde luego, lo venía usando desde mucho antes de ser Arzobispo de Buenos Aires.

Le adjunta a la alegría muchos calificativos, tales como “nueva”, “creativa”, “espiritual”, “profunda”, “íntima”, “inmensa”, “irrefrenable”, “eterna”, “plena”, “envolvente como el perfume”, “penetrante como el aceite”, “signo de la presencia de Cristo”‘. A la enfermedad del mundo actual, infectado por el consumo desbordado, la describe como “una tristeza individualista que brota del corazón cómodo y avaro, de la búsqueda enfermiza de placeres superficiales, de la conciencia aislada” En ella “ya no hay espacio para los demás ya no entran los pobres, ya no se escucha la voz de Dios, ya no se goza la dulce alegría de su amor, ya no palpita el entusiasme por hacer el bien” (EG 2). “Hay cristianos —dice— cuya opción parece ser la de una Cuaresma sin Pascua” (EG 6). El remedio para estos males está en el encuentro personal con Jesucristo, que nos hace tanta falta y que nos hace tanto bien.

(Pueden leer este artículo completo aquí y consultando la edición de Diciembre de la Revista Mensaje)

François Prouteau de visita en Chile

SONY DSC

François Prouteau de Visita en Chile

Del 19 al 23 de enero estuvieron en Chile nuestro Presidente internacional François Prouteau junto a  Pierre Yves Léger, quienes desarrollaron una apretada agenda de reuniones internas de trabajo.

Luego del desayuno del viernes 23 y poco antes de subirse al avión de regreso a su país, conversamos con François algunos minutos. Aquí les compartimos este encuentro.

¿Cuál crees tú que es la gracia o el regalo de este nuevo viaje a Chile?

“Creo que este nuevo viaje nos trae tres palabras muy importantes de “regalo”: Comunión, Alianza y Concreción.

La comunión es un elemento que también ha estado presente en los viajes anteriores —que ya son varios (se ríe)— y sin embargo podemos ver cómo cada uno de ellos ha significado un camino para vivirlo en comunión, una prueba muy importante para ser vivida como un tiempo de comunión, trabajando juntos en una corresponsabilidad.

El resto del año podemos estar conectados vía internet y otros medios tecnológicos pero es necesario encontrarnos físicamente para hacer comunión y estar reunidos.  Vivir esta fraternidad para compartir, para tener tiempo de calidad juntos, en la oración comunitaria, en las reuniones de trabajo, etc.

Por ahora este trabajo se focaliza mucho en el desarrollo del terreno de los almendros. Se trata de una etapa nueva, y es necesario que nos comprometamos en un desarrollo a largo plazo de este lugar. Y esto requiere de un discernimiento y de trabajar juntos sobre proyectos específicos y seguir caminando juntos.

Entonces para mí la segunda palabra “regalo” del viaje es: Alianza.  Me refiero a una alianza interna de todos nosotros como Fondacio y también una alianza con otras personas externas a Fondacio que tienen una mirada de alteridad, es decir otras miradas diversas a la nuestra y que nos ayudan a caminar y a reflexionar respecto del desarrollo y la misión del terreno.

Si el viaje anterior —creo que fue en octubre 2014— fue para tener una mirada global sobre el tema, ahora, luego del tiempo de Navidad en que celebramos la encarnación de Dios en nuestra vida, creo que es el tiempo para nosotros de acoger la realidad concreta del desarrollo de este lugar. Es una realidad que nos habla a través de las cifras, de los números, de caminar físicamente este lugar, etc.

Y entonces esta es la tercera palabra regalo: Concreción. Hemos tomado mucho tiempo y energías para mirar juntos el cómo se concreta todo esto; los desafíos financieros de hoy y del futuro; para imaginar un camino de desarrollo adecuado a corto plazo pero también a largo plazo.

Entonces estas son las tres palabras: comunión, alianza y concreción, estos son los regalos.  Y en esto creo que hay una promesa muy importante para Fondacio Chile:  descubrir cómo este proyecto articulará y potenciará sus proyectos; con la comunidad, con su misión. Es importante acoger ese futuro. Como se comentó en la reunión del directorio de IFF América en estos días: “Fondacio debe transformase para trasformar el mundo”. Pienso que esta no es solo una transformación personal y de relaciones humanas, sino también una transformación, una conversión en Jesucristo que nos ayude a ser cristianos para el mundo, ese es el trabajo del Espíritu en nuestra comunidad, en nuestra misión, en nuestra presencia en Chile… y me encanta eso! (se vuelve a reír mientras se acomoda en el sillón).

Y personalmente qué hay para ti en este viaje; cómo ha sido la experiencia en esta oportunidad?

Para mi esta semana ha sido una experiencia de fe porque sabemos que Jesucristo es el camino pero no sabemos con exactitud qué va a pasar durante nuestra agenda de trabajo.  La fe es un don, es decir una apertura que hacemos hacia Dios y que permite que este regalo de la fe se encarne en nuestras vidas y a su vez hace que se abran caminos frente a nosotros. Es el Señor quien nos ha conducido durante esta semana de trabajo  de manera misteriosa y se sirve de cada uno de nosotros, de nuestro corazón, de nuestra inteligencia, nuestra manera de hacer las cosas, de nuestra diversidad cultural, de nuestra fraternidad, etc. y podamos decir finalmente: “estamos juntos frente a este futuro”. Esto es lo que hemos vivido, de manera muy intensa, durante esta semana.

En tu calidad de Presidente de Fondacio Internacional qué noticias de Fondacio del resto del mundo  nos traes en esta oportunidad?

Después del congreso internacional en Rumania pienso que se abrió un desafío importante para todas las comunidades: vernos unos a otros en una proximidad intensa, descubrir el regalo de la comunidad.  Estamos juntos frente a un futuro común para todos. Debemos confiarnos unos a otros. Confiar en los responsables de Asia, un grupo de jóvenes entre 20 y 30 años egresados del instituto IFFASIA en los últimos 7 o 8 años y que ahora se comprometen con su Iglesia desde la misión caminando con Fondacio.

En África tenemos nuevos responsables en Burkina Faso y Benín. Estas comunidades se encuentran en una etapa de consolidación de proyectos y están implementando una plataforma común para todos sus proyectos que les permita apoyarse unos a otros con medios, recursos y una adecuada dirección financiera.

En Europa quizás la novedad sea un equipo de búsqueda de fondos común para Fondacio Francia y Bélgica, generándose una conexión muy fuerte en el mecenazgo y enfrentar desafíos importantes más unidos.

También el Congreso internacional fue una fuerte experiencia ecuménica toda vez que, quienes asistieron, en su mayoría católicos, pudieron compartir durante una semana en un monasterio Ortodoxo con su comunidad.  ¿Qué crees que hay para el futuro en este rostro ecuménico de Fondacio?.

En el año 2017 se conmemorarán los 500 años de la reforma de Lutero y debemos preparar este acontecimiento tan importante para los católicos y luteranos. Desde el año pasado ya existentes algunos documentos escritos tanto por las iglesias católica como luterana con miras a prepararnos para esta conmemoración.

En la última reunión del Consejo de Fondacio, en octubre 2014, hablamos de esto y de la importancia que este acontecimiento tiene para los desafíos del ecumenismo de hoy. El objetivo es que cada a nivel de cada país preparemos este evento como una semana se oración por la unidad de los cristianos y desde ya invito a todos a rogar por los preparativos de Fondacio para este evento.

En nuestra última Asamblea Pastoral hablamos mucho del carisma Fondacio y cómo hacerlo emerger con miras a las futuras actividades comunitarias. ¿Qué nos podrías decir al respecto?

Recientemente, en el Tercer Congreso de los Movimientos con el Papa nos reunimos 300 responsables de distintos movimientos. En esa oportunidad el Papa nos llamó a acoger el carisma de cada una de nuestras comunidades. Para la iglesia, con su carisma, es muy importante lo que puedan aportar cada una de sus comunidades y movimientos con sus respectivos carismas.

Esto no es algo que debamos aprender solo de lo vivido en el pasado sino que también debemos acoger cada día la novedad de nuestro carisma, comprometido en la misión en el mundo y creo que será la gracia del Espíritu Santo la que nos permitirá en el futuro refrescar esta manera de vivir nuestro carisma Fondacio.

A-Dios Gustavo Ferraris

gustavo 560El Padre Gustavo Ferraris llegó a Fondacio el año 1981. Hizo el “wek end A” como tantos otros y finalmente se incorporó como miembro a la Comunidad. Probablemente por su ministerio sacerdotal rápidamentre se hizo conocido de todos pero sin duda fue su actitud tan cercana como humilde y su palabra sabia lo que lo hizo muy querido por toda la comunidad.

Gustavo Ferraris llegó a Chile con apenas 16 años a realizar sus estudios como sacerdote, sin embargo, una vez ordenado sacerdote saleciano, nunca más se fue del país.  Su madre falleció siendo él muy niño al momento de dar a luz a su hermana Pineta, quien pronto también viajó a Chile, en donde vive hasta hoy.

Si bien su etado de salud en los últimos años era bastante delicado, realizó una última visita a Fondacio hace sólo algunas semanas atrás, durante el mes de diciembre del 2014 , cuando asisitó a una reunión de ex miembros de CCN, antiguo grupo comunitario de Fondacio.

Con pena, pero a la vez llenos de un profundo agradecemiento, el pasado viernes 9 de enero de 2015 hemos dicho adios a Gustavo Ferraris quien partió a su encuentro personal con el Padre.  Tuvimos el privilegio, desde 1981, de contar con su compañía, su amistad y su profundo compromiso y entrega.  Siempre con una palabra justa, sabio y sencillo, acogedor y firme,  un testimonio vivo de Jesucristo y del Evangelio.   Demos gracias al Señor por él y por su vida tan fecunda al servicio de Dios y de los hombres.

Asamblea Pastoral de Responsables

SONY DSCEl pasado 12 de enero  se realizó la primera Asamblea Pastoral de Responsables de Fondacio del año con la presencia de 45 personas.  El encuentro, realizado una vez finalizadas las fiestas y compromisos de fin de año, resultó una excelente oportunidad para tomar un tiempo de calidad y recibirnos del trabajo de los últimos meses del Concejo y de cada uno de los responsables, así como también respecto del plan Pastoral de Fondacio para los próximos cuatro años. Por su parte, Ignacio Troncoso aprovechó algunos minutos para compartir la última información relacionada con el terreno de Conchalí.

También hubo tiempo para compartir en grupos chicos, cómo el Señor ha pasado por las vidas de cada uno durante el 2014 y conocer mejor la experiencia de los demás.

Ahora el trabajo que viene por delante para esta  Asamblea Pastoral es conformar los equipos necesarios para el desarrollo e implementación de este Plan Pastoral acogido para los próximos 4 años.

III Festival de Canto Gospel Llega a su fin

presentacionTras una semana de intensos ensayos diarios y luego de dos presentaciones finalizó el III Festival de Canto Gospel en Santiago que reunió al coro góspel más grande que jamás se haya presentado en Chile, integrado por 250 cantantes alemanes, suizos y chilenos.

La primera presentación fue el viernes 9 de enero en el Centro de eventos Chimkowe, de la Municipalidad de Peñalolén mientras que al día siguiente la misma presentación se realizó en el zócalo de la Plaza de Maipú.

Rápidamente el repertorio de canciones daba paso a las ganas de público de bailar al ritmo de la música mientras las letras eran traducidas en pantallas gigantes ubicadas a ambos costados del escenario.

Panoramica-560Por su parte, el día domingo 11 de enero, el grupo de cantantes, junto con las personas que los recibieron en sus casas y algunas personas de la comunidad de Fondacio realizaron una Liturgia Ecuménica en el parque central del Centro Los Almendros de Fondacio presidida por la pastora luterana Hanna Schramm y el sacerdote católico Jesuíta José Arenas. Fue un momento muy emotivo de oración y último encuentro antes de embarcarse de regreso a Europa.

Quienes deseen integrarse a Santiago Gospel para integrarse a sus presentaciones 2015 solo tienen que entrar a www.santiagogospel.cl y enterarse de todos los detalles.

Papa Francisco condena atentado en Francia contra “Charlie Hebdo”

papa1_92817-L0x0El Santo Padre expresa su más firme condena por el horrible atentado que sacudió esta mañana la ciudad de París con un alto número de víctimas, sembrando muerte y arrojando en la consternación a la entera sociedad francesa, turbando profundamente a todas las personas amantes de la paz, más allá de las fronteras de Francia”, indicó el Director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, P. Federico Lombardi, en un comunicado difundido hoy.

El vocero vaticano dijo que “El Papa Francisco participa en la oración del sufrimiento de los heridos y de las familias de los difuntos y exhorta a todos a oponerse con cualquier medio a la difusión del odio y de cualquier forma de violencia, física y moral, que destruye la vida humana, viola la dignidad de las personas, mina radicalmente el bien fundamental de la convivencia pacífica entre las personas y los pueblos, a pesar de las diferencias de nacionalidad, de religión y de cultura”.

El Santo Padre recuerda que “la violencia homicida es abominable, nunca es justificable” y que “la vida y la dignidad de todos deben ser garantizadas y tuteladas con decisión”. “Cualquier instigación al odio debe ser rechazada, el respeto del otro debe ser cultivado”, señaló.

Finalmente, el Papa expresó su cercanía, solidaridad espiritual y su apoyo ” a todos aquellos que, según sus diversas responsabilidades, siguen comprometiéndose con constancia por la paz, la justicia y el derecho, para curar en profundidad las fuentes y causas del odio, en este momento doloroso y dramático, en Francia y en cualquier parte del mundo marcada por tensiones y violencia”.

Fuente: ACI/EWTN Noticias

http://www.iglesiadesantiago.cl/